Corona de copenhague

Fecha de publicación no disponible

CORONA DE COPENHAGUE:

1 ½ taza de manteca suavizada, ¼ taza de harina sin cernir, ¾ taza de leche, 1/3 taza de azúcar, 1 cucharadita de sal, ½ taza de agua tibia, 35 gramos de levadura fresca, 1 huevo, 3 ½ tazas de harina sin cernir. Relleno = 227 gramos de pasta de almendras (1 taza), ¾ taza de galletas María, secadas en el horno luego trituradas, ½ taza de manteca derretida, 1 huevo, ¼ cucharadita de extractor de almendras. Adicionales = 2 tazas de azúcar impalpable sin cernir, 3 – 4 cucharadas de leche, cerezas confitadas, trocitos de limón confitado.
En un tazón con una cuchara de madera batir la manteca y ¼ taza de harina hasta que esté suave. En un papel manteca (colocado sobre una superficie mojada) esparcir la mezcla en forma de un rectángulo de 12” x 8”. Llevar a la heladera sobre una placa para hornear galletas.
Calentar la leche (que no hierva) y agregar el azúcar (reservando una cucharadita) y la sal, moviendo para que se disuelva. Dejar entibiar.
Colocar la levadura en pedacitos en un tazoncito, agregar la cucharadita de azúcar que se reservó y el agua tibia, mover, tapar y dejar levar unos 5 – 10 minutos.
En un tazón grande echar 3 tazas de harina, abrir un volcán y echar allí la mezcla de la leche, el huevo y la levadura disuelta; batir con cuchara de madera hasta que esté suave. Mezclarle el resto de la harina amasando a mano dentro del tazón hasta que no se pegue a los lados del tazón. Dentro del tazón llevar a la heladera la masa tapada por ½ hora.
Voltear la masa sobre un repasador ligeramente enharinado y con el palote forrado en tela de algodón estirarla en forma de un rectángulo de 16 × 12”, ahora colocar la mezcla de la manteca fría sobre mitad de la masa anterior; retirar el papel y doblar la otra mitad de la masa sobre la manteca. Apretar los bordes con los dedos para sellar.
Con el doblez a la derecha, estirar del centro hacia fuera hasta formar un rectángulo de 16 a 8”. Por el lado mas corto, doblar la masa en 3, formando así 3 capas; sellar los bordes; llevar a la heladera por 1 hora.
Repetir por segunda vez el estirar y doblar (si la manteca rompiese la masa, cepillarla con harina); sellar los bordes; llevar a la heladera por 30 minutos.
Estirar y doblar por tercera vez; sellar los bordes y llevar a la heladera envuelto en papel aluminio por 3 horas o toda la noche.
Estirar la mitad de la masa en una tira de 22 × 8” (continuar teniendo en la heladera la otra mitad de la masa). Cortar a lo largo en 3.
Mezclar los ingredientes para el relleno. Llenar el centro de cada tira de masa con 1/3 de taza de relleno. Cerrar los bordes sobre el relleno y trenzar. Darle forma de corona con 6” de separación en el centro. Esto se hace sobre una placa para hornear con silpat; sellar los finales de la trenza. Dejar levar en sitio abrigado por 1 hora o hasta que doble su volumen.
Hornear por 30 minutos en horno precalentado de 375 F. dejar enfriar ligeramente sobre rejilla.
Mezclar el azúcar impalpable con la leche y pintar la corona con la mitad de esta mezcla. Decorar con cerezas.
Nota: el secreto del éxito depende de mantener la masa fría y no saltearse el número de estiradas y dobladas indicadas, pues cada doblez es una delicada capa adicional.