Crema de vainilla moldeada con salsa de caramelo

Fecha de publicación no disponible

CREMA DE VAINILLA MOLDEADA CON SALSA DE CARAMELO:

2 sobrecitos de gelatina sin sabor, 1 taza de azúcar, ½ cucharadita de sal, 2 2/3 taza de leche fresca, 2 cucharaditas de vainilla, 1 coco grande, rallado y tostado, 2 2/3 taza de crema de leche.
2 cucharadas + 2 cucharaditas de manteca, 2 cucharadas + 2 cucharaditas de harina, 1 taza de leche fresca mezclada con: 1 taza de crema de leche, 1 taza de azúcar rubia compacta.
Para tostar el coco, extenderlo sobre un molde para pionono. Cocerlo en horno suave de 250 F mezclándolo de vez en cuando con la ayuda de un tenedor; hasta que quede de color tostadito.
Enfriar y guardar en frasco cerrado.
En una cacerolita mezclar la gelatina, 1 taza de azúcar y ½ cucharadita rasa de sal, gradualmente echarle la leche fresca, mezclando bien. Cocinar a fuego mediano moviendo constantemente hasta que se disuelva completamente la gelatina, añadirle la vainilla. Llevar a la heladera hasta que la mezcla se sienta que se comienza a aglutinar ligeramente al dejarla caer de una cuchara.
En el tazón de la batidora, batir la crema de leche (2 2/3 de taza) como un chantilly suave. Retirar y añadirle mezclando suavemente la mezcla de la gelatina. Verter la mezcla en un molde de rosca ligeramente aceitado. Llevarlo a la heladera tapado, mínimo 3 horas o mejor desde la víspera.
Mientras tanto preparar la salsa. En una cacerolita sobre fuego mediano poner la manteca, añadir la harina moviendo hasta que esté unido. Gradualmente echarle la leche, luego el azúcar rubio y ¼ de cucharadita de sal. Cocinar moviendo constantemente hasta que la mezcla espese. Tapar y llevar a la heladera.
Para servir calentar la salsa sobre fuego suave moviendo constantemente. Si estuviera muy espesa soltarla con un poquito de agua hirviendo. Vaciarla a una jarrita. Desmoldar el postre sobre un plato helado. Servir cada tajada con un poco de salsa de caramelo y salpicarle coco tostado encima.