Papas dauphine

Fecha de publicación no disponible

Ingredientes:
1 kilo de papas harinosas, aceite en abundancia.

Pasta de lionesas: 50 gramos de manteca, 70 gramos de harina, 2 huevos ligeramente batidos.

Preparación:
Pelar las papas y cortar en partes iguales. Colocarlas en una cacerola grande con agua sal. Llevar a ebullición, reducir el fuego y dejar hervir a fuego lento entre 30 7 35 minutos, o hasta que las papas puedan pincharse con un cuchillo. A continuación, escurrirlas.

Agite las papas en la cacerola a fuego lento hasta eliminar cualquier resto de humedad, machacarlas hasta hacerlas puré. Pasarlas a un bol, cubrirlas para mantenerlas calientes y dejarlas apartadas por unos minutos. Añadir un tercio de aceite en una freidora o sartén profunda y precalentarla a 170 C.

Para preparar el relleno, colocar la manteca con una pizca de sal y 125 ml de agua en una cacerola profunda. Llevar a ebullición, retirar la cacerola del fuego y añadir inmediatamente toda la harina, removiéndolo todo bien con una cuchara de madera. Volver a colocar la cacerola en el fuego y dejar cocer a fuego lento, removiendo constantemente, hasta que la mezcla se separe de los bordes de la cacerola. Retirarla del fuego y dejar enfriar la pasta ligeramente, parta que los huevos no se cuezan al añadirlos.

Añada poco a poco los huevos, batiendo bien la mezcla entre añadidura y añadidura. (La masa quedara más suelta, pero adquirirá consistencia a medida que la vaya batiendo). Es posible que no necesite añadir todos los huevos. Lo único que ha de hacer para saber cuando esta lista la masa es comprobar que, al dar la vuelta a la cuchara, la masa no se quedara adherida.

Mezclar ahora el puré de papas hasta conseguir una masa homogénea, añadir sal y dejar enfriar. A continuación, hacer bolitas de unos 3 cm de diámetro y freírlas por tandas hasta que queden doraditas. Servir las papas dauphine inmediatamente.